Bolsa: Manual del Broker
Luis Ordóñez Gonçalves

Más cosas del mismo Autor...

Enviar / ver

Comentarios

PRIMERA PARTE SEGUNDA PARTE
INTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN
¿QUÉ ES LA BOLSA?  LOS FONDOS DE INVERSIÓN
FUNCIONAMIENTO GENERAL DE LA BOLSA. MERCADO DE DERIVADOS
TIPOS DE VALORES MOBILIARIOS.   EL ANÁLISIS TÉCNICO DE VALORES
TIPOS DE OPERACIONES.   DICCIONARIO BURSÁTIL
¿QUÉ INFLUYE EN LA BOLSA?  PARA SABER MÁS...
ALGUNAS VERDADES SOBRE EL MERCADO
¿QUIÉN ESTÁ EN EL MERCADO?  
MENTALIDAD DEL INVERSOR TÍPICO.    
CONCLUSIÓN.  
 
 
 

INTRODUCCIÓN

He pretendido dar una visión actual del Mercado de Valores (La Bolsa), dejando a un lado sus orígenes, allá por finales del Siglo XV, donde en las ferias de inició la práctica de las transacciones de valores y títulos mobiliarios (pagarés y letras de cambio, preferentemente). Así como la derivación de su nombre, del banquero de Brujas Van der Bursen que, en su palacio, tenía el primer mercado organizado y en donde se reunían, una vez por semana, para proceder a las diversas transacciones. 
 

La primera Bolsa, como tal, se creó en 1.460 en Amberes, la de Londres en 1.570, en 1.595 la de Lyon, en 1.792 la de Nueva York y, en 1.794, la de París, En cuanto a España, la Bolsa de Madrid se reconoció oficialmente en 1.831 celebrando, el 20 de octubre de ese año, su primera sesión. La Bolsa de Bilbao nace en 1.890, la de Barcelona en 1.915 y, la de Valencia en 1.980. Desde el año 2002 las cuatro bolsas españolas están englobadas en Bolsas y Mercados Españoles, (BME), empresa que se ocupa, además, de los mercados de renta variable, renta fija, derivados y sistemas de compensación y liquidación españoles. Desde 2006, BME, es una sociedad cotizada en bolsa.
 

Así mismo no hago mención a las crisis periódicas que el mercado ha sufrido a lo largo de su historia, como la de 1.557 que afecto a Francia, Austria y España, por motivo de las especulaciones contra sus Obligaciones, la crisis del verano de 1.636, por el desplome total del mercado de tulipanes, en Holanda. Tampoco se menciona la crisis clásica de 1.929 o el mini crash de 1.987 o 1.991. Ello es debido a que dichas crisis obedecen a los mecanismos psicológicos que condicionan y mueven el mercado. 
 

Sin embargo, sí se ha tratado de dar una visión general del funcionamiento y del tipo de operaciones que se pueden realizar en el mercado. Esto es debido al intento de mostrar que el mercado, como tal, es sencillo, lo difícil es predecir su marcha, alzas o bajas, debido a su irracionalidad, pues es movido por las opiniones y sentimientos de sus partícipes. 
 

En cuanto a la mentalidad y tipología, se ha intentado clasificarlos en base a su volumen de recursos y posicionamiento en el mercado (insiders o no), así como al tipo de planteamiento utilizado a la hora de invertir (charts, oportunismo, especulación, etc). 
 

Por último el prototipo de mentalidad elegido en el ejemplo corresponde a la de un pequeño inversor, el que estadísticamente menos gana, si es que gana algo, puesto que los demás inversores, por su posicionamiento en el mercado, conocimiento del mismo y recursos, utiliza otro tipo de mentalidad. Sin embargo es común a todos ellos la dinámica del miedo y de la codicia. Miedo a perder su inversión -credibilidad personal y, codicia, cuando los títulos suben, para ver cuanto aguantan con los títulos en cartera, mientras la situación favorable persista. 
 
 

¿QUÉ ES LA BOLSA?

 

La bolsa es una de las instituciones del sistema financiero y consiste en un mercado organizado en el que se reúnen profesionales de forma periódica para realizar compras y ventas de valores públicos o privados. Sus características principales son: 
 

- Es un mercado público donde se negocian títulos - valores. 

- Sólo se contratan los títulos de aquellas entidades que han sido admitidas a cotización. 

- Las transacciones están aseguradas jurídica y económicamente. 
 

En la bolsa intervienen varios tipos de personas físicas o jurídicas: 
 

· Demandantes de capitales: Instituciones públicas (Estado, Comunidades Autónomas, ayuntamientos, etc.) y las empresas privadas para obtener parte de la financiación que precisan. 
 

· Oferentes de capitales: Empresas o particulares que están interesados en colocar sus sobrantes de liquidez con la finalidad de obtener una rentabilidad. 
 

Los inversores colocan sus fondos (su dinero) intentando conseguir la máxima rentabilidad, en el menor tiempo posible y, con el mínimo riesgo. Al mismo tiempo, pretenden asegurar una buena liquidez de forma que puedan recuperar rápidamente sus inversiones en caso necesario. 
 

· Mediadores: Estos juegan un papel muy importante ya que contactan las demandas de los compradores con las ofertas de los vendedores de títulos. 
 

En España esta función es desarrollada por las Sociedades de Valores y por las Agencias de Valores que han sustituido a los agentes de cambio y bolsa en el monopolio de intermediación bursátil que tenían hasta 1989. Las sociedades de valores pueden actuar por cuenta ajena o propia (dealer o broker). Por tanto, pueden invertir en títulos, asegurar la suscripción de emisiones, así como dar créditos para la compra - venta de valores. Las agencias de valores y cambio, sólo pueden actuar por cuenta ajena (broker) y no están facultadas para dar créditos para la compra - venta de valores ni para asegurar emisiones de valores. 
 

Los principales objetivos de la Bolsa son: 
 

· Facilitar el intercambio de fondos entre las entidades que precisan financiación y los inversores. Para ello, las entidades emisoras de títulos - valores han de ser admitidas en la Bolsa. Este se realiza en el mercado primario. 
 

· Proporcionar liquidez a los inversores. De esta forma, el inversor puede recuperar su inversión cuando lo precise si acude a la bolsa para vende los títulos que había adquirido previamente. Este objetivo se consigue a través del mercado secundario. 
 

· Fijación del precio de los títulos a través de la ley de la oferta y de la demanda. 
 

· Dar información a los inversores sobre las empresas que cotizan en bolsa. Por este motivo, las empresas admitidas en bolsa han de informar periódicamente de su evolución económica.
 

· Publicar los precios y cantidades negociadas para informar a los inversores y entidades interesadas. 
 

Además, la bolsa hace de barómetro de la economía. Con sus oscilaciones suelen utilizarse como indicador de la evolución económica de un país. 
 
   
 

Ventajas para las empresas que cotizan en bolsa. 
 

· Obtención de financiación a un menor coste ya que, normalmente, la financiación a través de la bolsa es más barata que la que se consigue por otras vías. 
 

· Los títulos emitidos por la empresa son más líquidos ya que sus inversores los pueden revender en la bolsa cuando lo deseen. 
 

· Mejoran la imagen pública de la empresa por la continua publicidad gratuita que aparece en los medios de comunicación que informan de la marcha de la bolsa en general, o de un valor en concreto. 
 
 

· Siempre se puede conocer con exactitud el valor de mercado de las acciones que ha emitido la empresa. Esta circunstancia no es posible en las empresas que no cotizan en bolsa. 
 

· La cantidad de financiación a obtener es mucho mayor que la que se podría conseguir si la empresa no cotizase en bolsa. 
 

· Los títulos que cotizan en bolsa suelen gozar de ventajas fiscales. 
 
 

Desventajas para las empresas que cotizan en bolsa. 

· La emisión de acciones que coticen en bolsa puede suponer una perdida de poder en la empresa para los accionistas fundadores. 
 

· Las acciones que cotizan en bolsa pueden pasar a ser propiedad de personas desconocidas por los accionistas fundadores o por personas que no sean de su agrado.
 

· Las empresas que cotizan están obligadas a facilitar información periódica a sus accionistas y a la bolsa. 
 

- Han de someterse a una auditoría externa. 
 

· La mayor transparencia de las empresas hace que las empresas cotizadas estén más controladas desde el punto de vista fiscal.
 

Características de las bolsas españolas. 
 

En España existen cuatro bolsas oficiales (Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia). 
 

Las bolsas españolas están reguladas por la Comisión Nacional de Mercado de Valores (CNMV) que es una entidad de derecho público con personalidad jurídica propia. Las funciones básicas de la CNMV son: 
 

· Dirigir el sistema bursátil. 

· Admitir la admisión de valores a cotización. 

· Proponer la autorización de sociedades y agencias de valores. 

· Controlar y supervisar los mercados y las instituciones que intervienen en ellos. 

· Inspeccionar los mercados y sancionar cuando lo crea oportuno. 

· Velar por la transparencia y por la protección del inversor. En este sentido, ha de controlar que no se haga uso de información privilegiada (insider trading). 
 
 

FUNCIONAMIENTO GENERAL DE LA BOLSA

 

La contratación oficial. 
 

El precio de un título valor, también denominado cambio o cotización se fija en el punto en que coinciden la oferta y la demanda. Esta operación denominada contratación. 
 

El mercado de corros. 
 

En el parqué se forman los corros integrados por los agentes o sus representantes. Los corros dedican un determinado plazo de tiempo a cada valor o grupo de valores. 
 

La contratación se efectúa de viva voz como una subasta. En este caso, cada participante en el corro que lleva órdenes de un determinado valor, lo vocea anunciando precio y cantidad de títulos que está dispuesto a comprar o vender. Si no hay contrapartida, puede aumentar el precio si desea comprar o reducirlo si desea vender. Si alguien responde doy o tomo significa que se puede llegar a un acuerdo. El doy quiere decir que alguien está dispuesto a vender y el tomo que alguien está dispuesto a comprar al precio que se ha voceado anteriormente. 
 

Los precios se hacen en base a enteros por cien sobre el nominal del título. En el un caso del 300%, aplicado a un título de 500 pesetas nominales, equivale a decir que el título vale 1.500 pesetas. Este año en los corros también ha empezado a aplicarse los precios en base a pesetas sustituyendo, pues, a los enteros.
 

El mercado continuo. 
 

A partir de 1.989, los mercados bursátiles españoles se completaron con el denominado mercado continuo, con el fin de mejorar la difusión de la información, agilizar la negociación, mejorar la eficiencia del mercado y facilitar la conexión con los mercados internacionales. 
 

Las características básicas del mercado continuo son: 
 

· Utiliza el sistema CATS (Computer Assisted Trading System) a semejanza del modelo de la bolsa de Toronto (USA). 
 

· Interconecta informáticamente las cuatro bolsas españolas. De esta forma, la formación de precios es única y no varía de mercado a mercado. 
 

· Tanto los intermediarios como los inversores pueden estar conectados informáticamente con el sistema y recibir información en tiempo real. 
 

· Los títulos admitidos pueden contratarse a lo largo de toda la jornada (de 09 a 17 horas). En cambio, en el sistema tradicional de corros, este período es sólo de unos minutos por título. 
 

· La cotización de los valores se hace en pesetas.
 

· Las órdenes se pueden hacer por lotes (25 títulos o múltiplos) o por picos (cantidades inferiores a 25 títulos). 
 

· Los miembros de la bolsa pueden introducir sus órdenes de compra o venta mediante sus terminales de ordenador que están conectadas al ordenador central del mercado continuo. Éste, a través del programa informático, intenta siempre casar el máximo de operaciones de acuerdo con las órdenes de compra y venta sobre el mismo título y a los precios propuestos. 
 

· Las aplicaciones, que en el sistema de corros se hacen al margen de ellos y, que consisten en comprar y vender simultáneamente un mismo valor a un mismo cambio que no puede perjudicar a terceras personas y que están sujetas a ciertos requisitos de publicidad, han de introducirse en el ordenador del sistema. De esta forma, no pueden tener ninguna referencia sobre otros operadores. 
 

- Los precios, a lo largo de una sesión, no pueden variar más de un 15% al alza o a la baja. 
 

TIPOS DE VALORES MOBILIARIOS

Los títulos valores son documentos representativos de deudas o capital de entidades públicas o privadas. Los documentos que se negocian en bolsa son títulos - valores. 
 

Los títulos valores se pueden clasificar de diversa manera. Así, si se atiende al tipo de renta que se percibe, se pueden dividir en: 
 

Títulos de renta fija. 
 

Son los títulos que dan derecho a percibir un interés fijo que se calcula en función de un porcentaje sobre el nominal. La Deuda del Estado, las obligaciones o los bonos son ejemplos de títulos de renta fija. Los derechos que proporcionan son sólo económicos (interés y reembolso de capital). 
 

Títulos de renta variable. 
 

Su retribución no es fija ya que depende del volumen de beneficios que obtenga la sociedad emisora. Las acciones, que proporcionan dividendos si la empresa emisora obtiene resultados positivos, y las participaciones en los fondos de inversión, son ejemplos de este tipo de títulos. Las acciones proporcionan derechos políticos (voto) y económicos (dividendos). 
 

También pueden clasificarse en función de su carácter público o privado. 

 

Títulos públicos. 

La entidad emisora es pública (Estado, ayuntamiento, Comunidades Autónomas, empresas públicas, Etc.) Las Letras del Tesoro, Bonos del Tesoro, o los Pagarés de empresas públicas, son ejemplos de títulos públicos. 
 

Títulos privados: Son títulos emitidos por empresas privadas. Ejemplos: Pagarés de empresa, obligaciones, etc. 
 

Otra clasificación se hace en base a como está designado el titular: 

Títulos nominativos: Son los que se emiten a favor de una persona determinada. En caso de transmisión del título se ha de notificar a la entidad emisora. 
 

Títulos al portador: Su titular es el portador de los mismos. 
 

Títulos a la orden: Se emiten a favor de una persona determinada que puede cederlos a cualquier otra persona sin que sea preciso avisar al deudor. La letra de cambio es un ejemplo de este tipo de título. 
 

En bolsa, se suele dividir los títulos, a efectos de contratación, en los grupos siguientes: 
 

· Fondos públicos, también denominados efectos públicos. 

· Obligaciones. 

· Acciones. 

· Activos financieros a corto plazo. 
 

Fondos Públicos. También denominados efectos públicos, son títulos de renta fija correspondientes a deudas emitidas por el Estado u otras instituciones públicas. Se distinguen, principalmente, los siguientes tipos: 
 

· Deuda Pública del Estado. (Letras del Tesoro, Bonos del Estado, deuda desgrabable, etc.)
 

· Deuda de organismos oficiales.Como por ejemplo, Instituto de Crédito Oficial (ICO), Instituto Nacional de la vivienda, etc. 
 

· Deuda emitida por Puertos o Juntas de Obras Públicas.

· Deuda Pública de Ayuntamientos y demás corporaciones locales como las diputaciones. 

· Deudas de empresas públicas.

· Valores extranjeros con la garantía del Estado.
 
 

Los fondos públicos tienen las siguientes características. 

 

· Cuentan con la garantía del Estado o de la entidad pública que los haya emitido. Por tanto, gozan de la máxima seguridad. 
 

· Suelen presentar importantes ventajas fiscales que incrementan su rentabilidad. 
 

· El tipo de interés que dan tiende a ser algo inferior al de los títulos de renta fija emitidos por entidades privadas. 
 

· En función del plazo de reembolso pueden ser temporales (su último vencimiento se fija de antemano), o perpetuos (nunca se reembolsa el principal como en la deuda perpetua del Estado.)
 

· Existe deuda pública interior o exterior, siendo esta última la emitida fuera de España. 
 

· Cuando la deuda pública puede utilizarse como garantía para solicitar préstamos al Banco de España se la denomina deuda pública pignorable. 
 
 

Obligaciones. 
 

Las obligaciones son títulos representativos de deuda de las empresas que las han emitido. Pueden clasificarse en varios tipos, atendiendo al tipo de garantía que proporcione la entidad emisora al inversor. 
 

· Simples. No tienen garantía hipotecaria ya que la única garantía viene dada por la propia empresa emisora. 
 

· Hipotecarias. Tienen garantía hipotecaria. 
 
 

Respecto a los intereses, las obligaciones pueden ser: 

· Constantes. Su tipo de interés es fijo durante el período en que dura el empréstito. 
 

· Variables. El tipo de interés que perciben los inversores puede variar en función de variables como el MIBOR (Tipo de interés del mercado interbancario de Madrid) o el EURIBOR (Tipo de interés del mercado interbancario de la Unión Europea)
 

Las obligaciones con Warrant incluyen el derecho de opción de suscripción de acciones de la entidad

emisora. 
 
 

Acciones. 
 

Las acciones son títulos de propiedad de una parte del capital social de la empresa que las ha emitido. La inversión en acciones otorga al inversor una serie de derechos como son;
 

· Participación en las decisiones que se toman en la junta general de accionistas a través del derecho a voto. El número de votos que tiene un accionista es proporcional a la participación en el capital social. 
 

· Derecho a percibir dividendos, en el caso de que la empresa haya obtenido beneficios y la junta general decida repartir una parte de los mismos a los accionistas. 
 

· Derecho preferente de suscripción en caso de que la sociedad amplíe capital. 
 

· Transmisibilidad de las acciones en caso de que interese venderlas. 
 

Existen varios tipos de acciones. 
 

· Acciones al portador. Son las más fáciles de negociar, porque no hay trámites de registro en la sociedad emisora. 
 

· Acciones nominativas. Van a nombre de su poseedor, y la sociedad emisora mantiene un registro de accionistas. 
 

Las acciones también pueden ser: 
 

· Ordinarias. Son las que gozan de los derechos clásicos. 
 

· Privilegiadas. Son acciones que gozan de ciertos privilegios en materias tales como la distribución de beneficios o el derecho al voto. 
 

· Sindicadas. Cuando no pueden transmitirse libremente, sino que hay que hacer previamente oferta de ellas a los actuales accionistas. Para la cotización en bolsa no puede existir este tipo de acciones ya que, la transmisibilidad de las mismas ha de ser total. 
 

Fondos de inversión. 
 

Un fondo de inversión mobiliaria es un patrimonio perteneciente a una pluralidad de inversores (patrimonio colectivo) y por ello tiene la consideración de instituciones de inversión colectiva. Pueden ser fondos de renta variable, fija o mixtos (variable y fija). 
 

Sociedades de inversión mobiliaria: También son instituciones de inversión colectiva, su diferencia con los fondos de inversión es que, en este caso, son sociedades anónimas y, por lo tanto, sus inversores no son partícipes, sino accionistas. 
 

TIPOS DE OPERACIONES BURSÁTILES

Operaciones al contado. 
 

Es la forma más usual de operar en bolsa. En las operaciones al contado, la liquidación se hace el mismo día o pocos días después (Un semana como mucho). La entrega de títulos y el pago se efectúan inmediatamente después de su contratación. 
 

Operaciones a plazo. 
 

Estas operaciones se producen cuando se contratan títulos que no liquidan al contado sino a un plazo convenido por los oferentes - demandantes. 
 

Operaciones dobles. 
 

Se utilizan básicamente para aprovechar un exceso de liquidez. Su uso es la compra de unos títulos -valores a un precio determinado, con la promesa de que volverán a ser recomprados en un determinado momento y aun precio estipulado. (El mismo que se pagó u otro diferente). 
 
 

Opciones. 
 

Las opciones consisten en la aceptación por parte del comprador o del vendedor de una diferencia en contra suya en el precio, denominada prima, a cambio de tener derecho de poder exigir a la contrapartida la liquidación de los títulos contratados a un precio conocido. 
 

La opción de compra o CALL da derecho al comprador a adquirir un título durante un período de tiempo a un precio determinado. Si el precio de compra es inferior que el de mercado, se ejerce el derecho de compra. 
 

La Opción de venta o PUT da derecho al vendedor a vender un título durante un período de tiempo a un precio determinado. Si el precio de venta es superior al de mercado, se ejerce el derecho de venta. En el caso de no realizar ni el call ni el put, se pierde la prima aportada. Interesara vender o comprar, cuando la diferencia de beneficio sea superior a la prima pagada. 
 

Futuros. 
 

Los futuros financieros consisten en la cotización de unos contratos que, mediante su precio, dan un valor al activo financiero negociado en el futuro. De esta forma, las partes se comprometen a comprar o vender activos financieros en una fecha futura, a un precio determinado al firmarse el acuerdo. Ha de depositarse una garantía que puede oscilar entre el 5% y el 10%. 
 

la diferencia básica entre las opciones y los futuros es que el primero es un derecho a comprar o vender algo durante un período de tiempo. En cambio, un contrato de futuros es un contrato de compra - venta y, por lo tanto, es de obligado cumplimiento. 
 

Ofertas públicas de adquisición de acciones (OPAA). 

Las OPAAs cuentan con las siguientes características: 

· Las operaciones se han de referir a títulos admitidos a cotización oficial en bolsa. Básicamente, se trata de acciones o de obligaciones convertibles en acciones. 
 

· Se ha de pretender alcanzar una participación del 25% como mínimo del capital de la sociedad, incluyendo acciones que se poseyeran con anterioridad. Cuando se supera una participación del 25% de las acciones de una sociedad, es obligatoria la presentación de una OPAA. 
 

· Estas operaciones han de ser autorizadas por la bolsa (CNMV). 
 

· La empresa promotora de la OPAA ha de fijar el número máximo y mínimo de títulos que está dispuesta a adquirir. 
 

· Una vez se hace pública la oferta, los poseedores de acciones de la empresa a controlar pueden aceptar la oferta comunicándolo a la bolsa, a través de un miembro de la misma. 
 

· Transcurrido el plazo de la oferta, la bolsa ha de comprobar si las aceptaciones superan el mínimo exigido. En caso de que sea así, se venderán a la empresa promotora de la OPAA dichas acciones. Si las acciones superan el límite máximo se prorratearán. 
 

· Cuando las acciones aceptadas no llegan al mínimo, se anula la OPAA. 
 
 

Ofertas públicas de venta de acciones. (OPVA) 
 

Se dan las mismas características que en el caso anterior, con la salvedad de que, en este caso, la entidad promotora de la OPVA, vende unos títulos que ya posee. 
 

¿QUÉ INFLUYE EN LA BOLSA

Cómo clima bursátil vamos a definir aquellas características racionales o no que conllevan un alza o una baja de las cotizaciones de los diversos títulos - valores, en definitiva, de las causas o motivos que provocan los movimientos bursátiles. 

Un clima bursátil favorable, también llamado alcista o Bull market se puede detectar a través de: 

· Comentarios positivos, por parte de los medios de comunicación. 
 

· Alzas en los índices bursátiles. 
 

· Existencia de más títulos que suben de cotización que los que bajan. 
 

· La aparición de noticias financieras y/o empresariales que sean de carácter positivo. 
   

Lo contrario a lo anterior, nos dará un mercado bajista o Bear market

Algunas de las causas que siempre se tienen en cuenta en la bolsa son: 
 

El tipo de interés. 

Cuando los tipos de interés suben, se producen bajadas en las cotizaciones de las acciones de la bolsa. Estas bajadas pueden ser explicadas por: 
 

· Los altos tipos de interés elevan las cargas financieras de las empresas y, por tanto, empeoran sus resultados económicos lo que provoca un descenso de los dividendos repartidos y de las cotizaciones. 
 

· Cuando suben los tipos de interés, aumenta la rentabilidad de las inversiones en renta fija, como las obligaciones o las letras del Tesoro, etc. Esto provoca un desplazamiento de los inversores hacia títulos de renta fija en detrimento de los de renta variable, que siempre implica un mayor riesgo. 
 

· Los tipos de interés elevados hacen disminuir el consumo al encarecerse la financiación en las ventas a crédito. Esto provoca una disminución de las ventas y, por tanto, un empeoramiento de los resultados de las empresas lo que afecta negativamente a las cotizaciones de las empresas. 
 

Contrariamente, cuando los tipos de interés bajan se produce el efecto contrario, es decir, aumentan las cotizaciones de las acciones, puesto que se dan las circunstancias contrarías a las expuestas cuando el tipo de interés sube. 
 
 

 La Inflación. 
 

La inflación, que consiste en una pérdida del valor adquisitivo del dinero como consecuencia de la subida de los precios, también influye en las cotizaciones bursátiles. Así, cuando la inflación es alta, los inversores han de obtener una rentabilidad superior a ella, sino perderán poder adquisitivo. Dado que, cuando hay una alta inflación se elevan los tipos de interés con la finalidad de disminuir el consumo, las cotizaciones bajarán y, cuando la inflación sea baja, se producirá el efecto contrario, con lo que las cotizaciones tenderán a subir. 
 

La política económica. 
 

La política económica gubernamental afecta a las cotizaciones bursátiles. Aquellas medidas que favorezcan a los inversores o, a la economía en general, harán que la bolsa tienda a subir inmediatamente. Entre estas buenas noticias se pueden incluir: 
 

· Concesión de ventajas fiscales a los inversores bursátiles. 
 

· Libertad en la política de dividendos de las empresas que cotizan. 
 

· Medidas que favorezcan la obtención de beneficios por parte de las empresas. 
 

· La concesión de ayudas a determinados sectores empresariales o a una empresa en particular. 
 

· Privatización de empresas públicas. 
 

· Medidas que comporten una disminución de la tasa de inflación. 
 

· Reducción de déficit público, por la reducción de la inflación que comporta. 
 

· Reducción de los tipos de interés. 
 

· Liberalización de las inversiones extranjeras en el país. 
 
 

Las medidas contrarias a las anteriormente expuestas y/o una política de precios bajos para aquellas empresas en las que los precios de venta están regulados por el Gobierno, ya que reducen los beneficios que se pueden obtener. 
 

También influirá negativamente una inestabilidad política, motivada por un gobierno en minoría, pérdida de apoyos parlamentarios, casos de corrupción que afecten a miembros y/o instituciones gubernamentales, etc. 
 
 

ALGUNAS VERDADES SOBRE EL MERCADO

Hasta el momento se ha visto qué es la bolsa, cómo funciona y que cosas influyen en las cotizaciones de los títulos - valores, sin embargo todavía no se ha dado una explicación de por qué se producen esas alteraciones o cambios en las cotizaciones o en las tendencias alcistas o bajistas. Esta es la cuestión que se aborda en este capítulo. 
 

En primer lugar, cumple señalar los principios necesarios bajo los que los inversores tienen que trabajar: 
 

Primero: El Mercado va por delante. 
 

La suma de todos los conocimientos de todos los inversores actuales y potenciales sobrepasa normalmente lo que cualquier individuo puede captar. ¿Quizás saben "los demás" algo que uno mismo no sabe? Nunca se puede estar seguro. Por ello, se debe reconocer que es enormemente difícil ir por delante del conocimiento del mercado y del reflejo de éste en el precio. 

Segundo: El mercado es irracional. 
 

El mercado reacciona bastante rápido a los hechos informativos, pero así mismo es de vez en cuando subjetivo, se deja llevar por los sentimientos y está influido por la moda. Por ello, los precios oscilan más en función de la situación financiera de los inversores, sus intereses y sus cambios -entre histeria de masas e indiferencia- que en función del valor real de los títulos. Por tanto, el intento del inversor aislado por ser irracional puede ser en definitiva irracional. 

Tercero: Los charts son autoproféticos. 
 

Por chart se entiende los diagramas o gráficos representativos de la situación y evolución de las cotizaciones. Si la mayoría utiliza los mismos charts, pueden "tener" razón. Si todos creen que se va dar una situación esta, tiene mayores posibilidades de que se produzca. 
 

Otras características del mercado son: 
 

1.- El mercado sólo mira hacia delante. 
 

Se puede pensar que el mercado refleja el presente y reacciona sólo lentamente cuando aparecen nuevos conocimientos sobre el futuro. ¡Grave error! El mercado reacciona completamente al instante en cada nuevo conocimiento sobre el futuro. En muchos casos, hiperreacciona. Las informaciones sobre el pasado o el presente sólo tienen efecto en el mercado, si cambian el concepto de futuro. 
 

2.- Las informaciones vienen en tendencias. 
 

La causa por la que un movimiento de tendencia aparece durante un período sustancial de tiempo en lugar de dar un salto es, entre otras cosas, porque las informaciones también vienen en tendencias. Sólo paso a paso entiende la gente que el movimiento económico va a continuar, y cada nuevo y pequeño hallazgo repercute en el ánimo y se presume incluido en el precio. 
 

3.- La mayoría de los que operan o participan en el mercado saben relativamente poco sobre

economía.

Haber hecho una gran carrera económica no es experimentalmente ninguna ventaja especial para un agente de bolsa y, por ello, el mercado está dominado por personas que toman decisiones con un conocimiento limitado sobre teoría económica. La interpretación que da el mercado a las informaciones económicas no es por tanto "complicada" y a menudo es, además, la correcta. 
 

4.- La mayoría de los economistas saben relativamente poco sobre el mercado. 
 

Los economistas están normalmente acostumbrados a trabajar con informaciones estadísticas -y por ello retrasadas- con la ayuda de métodos muy exactos. Saben menos sobre cómo se pueden capturar e interpretar mas intuitivamente las primeras informaciones y cómo se puede reflejar en la psicología del mercado. 
 

5.- Los juicios del mercado acompañan el precio. 
 

Los juicios de la gente sobre lo que va a ocurrir con los precios están fuertemente influidos por lo que acaba de pasar justo antes. Muchos observadores van a tener de este modo una idea que -cualesquiera que sean las razones indicadas-, en realidad es una continuación de los últimos movimientos del precio. Esto se refleja idénticamente en su interpretación de las informaciones. 
 

6.- Las inversiones del público se reflejan en sus juicios del mercado. 
 

La gente se deja influir tanto por sus propias posiciones e intereses en el mercado como por los últimos movimientos del mercado. El orgullo personal y el optimismo natural conducen a que al público frecuentemente mantengan una valoración original, aunque los indicios demuestren lo contrario. En relación con las acciones y obligaciones, esto significa que, frecuentemente, el público tiene una tendencia a mantener expectativas alcistas, cuando una minoría está dispuesta a jugar a la baja para ganar en la caída. Por ello, se confunde el razonamiento deseado con el razonamiento lógico. 
 

7.- Siempre se pueden encontrar argumentos tanto para la compra como para la venta. 
 

En cualquier mercado tiene repercusión la abundancia de informaciones, de las cuales se ignoran la mayoría, mientras algunas pocas son objeto de atención del público. Sea lo que sea que uno haga, se van a encontrar nuevas informaciones que lo van a justificar. A menudo, el mercado utiliza incluso la misma información como argumento para, primero comprar y, después, vender. 
 

8.- Las informaciones sólo se deben valorar en relación con la reacción del mercado. 
 

Nunca se debe operar con base a una información porque sí, a no ser que se crea que los demás partícipes del mercado aún no la hayan recibido o entendido. Si la noticia se ha divulgado normalmente, la regla es simple: el precio ha reaccionado naturalmente: Por ejemplo, ha subido como se esperaba a causa de una noticia positiva. No hay nada que hacer cuando la información está ya incluida en el mercado. Pero si el mercado reacciona ilógicamente, por ejemplo cae a pesar de una buena noticia, hay una fuerte señal de que la tendencia va a estar en la dirección del movimiento, (en este caso hacia abajo.) 
 

9.- Convulsiones políticas. 
 

Cada mes el Ministerio de Economía adopta una nueva medida fiscal, sube o baja el IVA, más o menos impuestos, etc. Cada semana su supone que el tipo de interés va ha subir o bajar. Cada quince días se cree que se van a convocar elecciones anticipadas. La mayoría de las veces este tipo de informaciones no es cierta, sin embargo, esta rumorología puede afectar a las cotizaciones bursátiles. 
 

10.- Las informaciones no se pueden valorar por un comité. 
 

Hay dos razones por las que la interpretación de informaciones no puede ser un trabajo en grupo. Para empezar, el inversor tiene que intentar sincronizar completamente sus propias intuiciones con el mercado, así puede intuir su interacción especial entre precio, tiempo e información, o también tiene que -sí es analista técnico-, desarrollar una intuición especial para el comportamiento de la técnica en el mercado individual. 
 

Para terminar, hay una íntima relación entre el concepto del mercado y la táctica a seguir. Si se cuenta lo que piensa sobre el mercado, no se puede incluir con seguridad lo que se debe hacer. Depende de la táctica general de cada uno. 

¿QUIÉN ESTÁ EN EL MERCADO?

Atendiendo a su tamaño, se han podido definir las siguientes categorías: 
 

Grandes accionistas. 
 

Los grandes accionistas poseen más del 5% del capital social de una empresa. En USA se les denomina Insiders (los que están dentro). 
 

Hay dos buenas reglas sobre los insiders: 
 

1.- Nunca hay que escuchar lo que dicen

2.- En cambio, hay que hacer, como regla principal, lo que ellos hacen. 
 

Miembros de la Bolsa
 

Aquí no debe confundirse entre los operadores profesionales del mercado y los miembros de la Bolsa. Sólo una parte muy pequeña de los profesionales son miembros de la Bolsa. 
 

Los miembros de la Bolsa tienen una información muy detallada y puntual, por cuanto conocen al instante quién y cuánto se está comprando. Normalmente es conveniente atender a lo siguiente: 
 

1.- Si una considerable parte de los negocios a la baja se hacen por los miembros de la Bolsa, esto es 

símbolo de que el mercado tiene que bajar. 
 

2.- Si al contrario, tienen una pequeña parte de los negocios a la baja, entonces el mercado subirá pronto. 
 

Los grandes accionistas y miembros de la Bolsa, son un símbolo de intensidad/fuerza, cuando los insiders son compradores netos y, un símbolo de debilidad, cuando son vendedores netos. 
 

Operadores al contado con cobertura a plazo y grandes especuladores. 
 

Estos operadores tienen un gran conocimiento de los mercados y de los productos contratados. Normalmente basan su negocio no sólo en acciones, sino sobre todo en opciones y futuros sobre acciones, materias primas, índices bursátiles, etc. Juegan tanto a que la Bolsa pueda subir o bajar y, por consiguiente pueden ganar dinero independientemente de lo que haga la bolsa, de ahí la cobertura. Los grandes especuladores se basan, sobre todo en rumores o expectativas que permitan bruscas y súbitas alteraciones en los precios. 
 

Pequeños operadores. 
 

Los pequeños operadores son los que negocian pequeñas cantidades de títulos - valores. En general con poco conocimiento sobre el mercado. Se ha comprobado mediante estadísticas que, 
 

Cuando los pequeños operadores - inversores se lanzan a los mercados, la Bolsa está cerca del máximo y, por consiguiente, la Bolsa empezará a bajar pronto. Sin embargo, cuando venden masivamente, la Bolsa subirá rápidamente. 

Si analizamos a los inversores partiendo de su pensamiento analítico, nos encontramos con. 

Fundamentalistas. Meramente intentan identificar escenarios económicos que pasan desapercibidos. 
 

Cuantitativistas. Son inversores que operan teniendo como base criterios de inversión exactos y cuantitativos basados en grandes ciclos económicos. Los cuantitativistas son frecuentemente, fundamentalistas. 
 

Seguidores. A causa de su posición privilegiada en el mercado, pueden ver lo que hacen los astutos y, en consecuencia los secundan. Una variante de éstos son los "electrónicos", que gestionan vía ordenador y basándose en las "profundidades" del mercado. 
 

Oportunistas. Operan rápido y solicitando amplios créditos. Utilizan una mezcla de los métodos de los demás. 
 

Manipuladores. Están menos interesados en predecir el mercado que en influenciarlo, por ejemplo, mediante fusiones y operaciones hostiles por sorpresa. 
 

Chartistas. Se concentran en la psicología del mercado que se lee en los charts. 
 

Contrarios. Actúan de una manera muy particular, su razonamiento es el siguiente: 
 

Dado que la mayoría de las empresas e inversores están suscritos o leen las mismas publicaciones económicas, basadas en análisis técnicos o fundamentales. Generalmente, los inversores, siguen los consejos que se pueden leer en ellas. Si una gran parte de las publicaciones recomienda comprar, se debe por ello aceptar que una parte de los inversores en realidad está comprando. 
 

Dado que siempre se compra y se vende lo mismo, si la mayoría ha comprado, los vendedores deben ser, en media, "peces" mayores que los compradores. Si el 90% está por jugar al alza, el vendedor/es, por término medio, debe ser 10 veces más grande que el comprador medio. Si el 95% está por jugar a la baja, el vendedor deberá ser 20 veces más grande. 

 

¿Cómo operan todos ellos? 
 

En el fondo del chart, hay muchos fundamentalistas y cuantitativistas que, con una simple calculadora, concluyen que los valores están baratos, por lo que van comprando en un mercado apático. Esto crea, poco a poco, subidas en el volumen de contratación y en el precio y, en consecuencia, los seguidores empiezan a subirse al carro. Entonces, el mercado se llena de vida, con grandes oscilaciones dentro de un día, lo cual crea posibilidades para el oportunista. Al mismo tiempo, las esperanzas de continuas subidas junto con la entrada de liquidez crean posibilidades ideales para la financiación de operaciones por sorpresa, absorciomes y fusiones, con lo que éstas florecen. Finalmente, la psicosis del precio es tan dominante que es el chartista quien tiene sus tiempos dorados. Cuando por fin el mercado se colapsa, habrá en su mayor parte chartistas y contrarios que estarán en posiciones a la baja y ganarán en la caída. 

MENTALIDAD EL INVERSOR TÍPICO

Entre los psicólogos, existe el consenso tradicional de que las decisiones humanas se toman raramente como consecuencia de un razonamiento lógico y sistemático. Frecuentemente, el camino va a través de nuestras actitudes. 
 

Las actitudes son las necesidades y deseos ocultos que influyen sobre los actos humanos, sin que éstos necesariamente se den cuenta de ello. Muchas investigaciones han demostrado que la gente adopta actitudes ante casi cualquier cosa, independientemente de que tengan un conocimiento real y pertinente sobre el tema. Por ello, se cree que las actitudes, como tales, ejercen algunas funciones necesarias para la mente humana, estas, pueden dividirse en: 

Actitudes de adaptación. 
 

Se ejercita cuando inconscientemente se desarrollan las mismas actitudes que los seres humanos con los que uno se identifica. Es decir, la persona quiere ser o parecerse, al resto de personas que rodean su vida cotidiana, o con aquellas a las que admira. 
 

Actitudes de auto - realización. 
 

Se hace algo, porque esto le hace sentirse a uno que es "alguien". No es lo mismo pertenecer a una peña de quinielas, que a un club de inversión, o invertir directamente en Bolsa. 
 

Se ha comprobado que, cuando el mercado sube, los agentes de Bolsa son populares y, cuando baja, impopulares. Cuando hay un crash, se los relaciona casi con traficantes de drogas. 
 

Actitudes para la administración del saber. 
 

Esta es la actitud en la que se suprimen informaciones. Ya que ahora nuestro mundo -y el mercado- ofrecen al individuo más informaciones de las que puede asimilar y recoger, las personas deciden a veces conjuntar todo lo que saben sobre un tema determinado en una actitud simple: "las acciones tienen que subir" o "las obligaciones tienen que bajar". Como consecuencia de esta actitud, se ahorran el seguimiento y consideración de todos los pros y contras pertinentes, además de todos los conflictos internos que pudieran engendrar. Al mismo tiempo, los individuos "inmunizan" la actitud que adoptan al someterla a las normas decididas y las fuentes aceptadas. 
 

Actitudes de auto - defensa. 
 

Es la actitud más dolorosa. Surge de la fuerte necesidad de los seres humanos de crear armonía entre lo que, por una parte saben y, por otra dicen y hacen. De esta forma, el inversor pasará a una fase de "exposición y percepción selectivas". 
 

La exposición selectivas es un mecanismo indulgente, mediante el cual, el inversor, empieza a saltarse los artículos negativos del periódico y sólo lee los positivos o aquellos que refuerzan su postura o decisión inicial. 
 

La percepción selectiva, más refinada, se basa en que, a pesar de rebatirle sus argumentos con hechos o razonamientos, el interesado los deforma de tal manera que apoyen su decisión inicial. Esto también se llama "error de asimilación"" 
 

Las actitudes de auto defensa son un mecanismo mediante el cual, uno tiende a protegerse a uno mismo para no tener que afrontar los propios errores. 
 

Normalmente cerrará pronto las operaciones que le reporten beneficio, pero dejará "a largo plazo", aquellas que le produzcan pérdidas. Esto es consecuencia de la satisfacción personal que se obtiene con la entrada de beneficios y, no asumir como pérdidas una operación hasta que esta está saldada (sólo vende si cunde el pánico, o se ve obligado a ello.) Esto explica el porque en un mercado alcista hay un gran volumen de contratación y, en un mercado bajista, un escaso volumen de contrataciones. 

 

CONCLUSIÓN

Como conclusión podemos afirmar que, el mercado, no obedece a criterios racionales y datos contrastados, lo que le convertiría en fiel barómetro de la economía en general y de una empresa en particular. Muy al contrario, la Bolsa sube o baja, merced a los posicionamientos psicológicos y pasionales de sus partícipes. 
 

Las cotizaciones se ven afectadas por causas ajenas al propio mercado pero que lo determinan, crisis políticas, creencia de los operadores de que se va a dar una determinada circunstancia, las posiciones particulares de cada uno, junto con sus expectativas de beneficio a más o menos corto plazo. En definitiva, La Bolsa funciona como un conglomerado, de la psicología de masas, a través del cual se puede observar no ya el funcionamiento económico, sino lo que los operadores sienten o piensan sobre ese mercado. 
 

Como se dijo al principio, el mercado atiende a dos premisas básicas, el miedo, que los inversores tienen a la hora de hacer una inversión, de perder una parte de su patrimonio y, la codicia, o el afán personal, de ganar una plusvalía rápida, lo que acrecentará no sólo su patrimonio, sino también su Ego, el cual pasará a pedirle y a hacerle sentir que se es más que el resto de personas con las que se convive y, que se posee un talento especial que le hacen concebir el mundo desde una perspectiva totalmente nueva y diferente del resto de mortales, o al menos, eso cree él.
 

Si obtiene pérdidas lo considerará como un juego, a modo de casino, en el cual hay que aceptar las pérdidas con deportividad y, un saber estar, que hay que transmitir a los demás. Prefiere estar perdiendo dinero, a aceptar una perdida, su credibilidad social y personal con sigo mismo, le hacen reacios a este planteamiento. Cuando al final lo acepta, siempre lo justifica de tal forma que no ha sido culpa suya, sino de los "payasos histéricos" que secundan el mercado. 
 

Esta característica de auto - justificación es aplicable a todos los inversores y, al conjunto del mercado, pues son los inversores los que justifican el por qué de la subida o bajada puntual (el mercado siempre se auto - justifica). Es por ello que el inversor no se siente culpable, dado que su pérdida o beneficio es responsabilidad del mercado, uno tiende a no darse cuenta de que el mercado es el posicionamiento del conjunto de mentalidades y sentimientos de las personas que, como él, intervienen en el mercado y, que su finalidad particular, como la de todos, es la de GANAR DINERO. 


 

INTRODUCCIÓN A LA SEGUNDA PARTE

Estimado lector: tras escribir un artículo uno cree haber realizado un buen trabajo sin embargo, con el paso del tiempo, uno se da cuenta de sus aciertos y ¡cómo no! de sus errores u omisiones. Dado que la edicción electrónica, e Internet, nos permiten una muy fácil rectificación de los mismos, he aquí una ampliación de Bolsa: Manual del Broker, en un intento de aclarar, ampliar y rectificar algunas cosas que en su momento se dijeron  (o dejarón de decirse).

Así que, sin más... ¡empecemos!

En primer lugar, decir que el mercado de corros en la actualidad representan menos del 3% del total de la contratación, y que los «corros» dedican 10 minutos a un determinado valor o grupo de valores, entre las 10 y las 12 de la mañana. La variación máxima  de un valor es de un 10% y, en casos excepcionales, el Departamento de Supervisión, puede autorizar una fluctuación de hasta un 20%. Para modificar el cambio con respecto del precedente, ya sea en la apertura o en el transcurso de la sesión, será preciso que se contrate un número mínimo de acciones que, siendo igual o superior a cien, suponga como mínimo, 200.000 pesetas de valor efectivo. Todas las operaciones están expresadas en pesetas.

Así mismo, en noviembre de 1995 se procedió al cambio de la plataforma técnica de contratación (el CATS) por el actual sistema: el SIBE (Sistema de Interconexión  Bursátil Español), desarrollado íntegramente por la Bolsa de Madrid.
 
 
 
 

LOS FONDOS DE INVERSIÓN

Consisten en un patrimonio común de numerosos inversores, gestionado por especialistas. Estos valores se custodian en una entidad depositaria (banco o caja), que a su vez se encarga del correcto funcionamiento del fondo. La titularidad de los fondos se demuestra  mediante un certificado de participación. Cuando se invierte en un fondo de inversión se recibe un determinado número de participaciones que uno puede convertir en dinero cuando desee.

Se puede distinguir entre:
 


Ventajas de los fondos.
 


A la hora de contratar un fondo, debemos enterarnos primero de cuáles son las comisiones que nos cobrarán por su gestión e, incluso, por devolvernos nuestro dinero. Las comisiones suelen variar mucho de un fondo a otro, por lo que pueden convertirse en una variable muy importante para calcular la rentabilidad real que obtendremos por nuestra inversión.
 
 

MERCADO DE DERIVADOS

Los instrumentos derivados son contratos que formalizan un acuerdo entre dos partes, y que permiten una operativa específica sobre determinados activos subyacentes (financieros o no financieros). Entre los productos financieros sobre los que existen instrumentos derivados figuran las divisas, las acciones cotizadas en bolsa, los índices bursátiles y los tipos de interés del mercado interbancario, o los bonos y obligaciones negociados en mercados de renta fija.

La sociedad encargada de gestionar las operaciones sobre derivados es MEFF Sociedad Holding de Productos Derivados, que agrupa, dos sociedades rectoras de los mercados de productos derivados: Meff Renta Variable y Meff Renta Fija dedicadas respectivamente al gobierno de los mercados organizados de productos derivados sobre renta variable y renta fija. La Bolsa de Madrid es el mayor accionista de la sociedad cabecera de los mercados: Meff Holding.

El acceso directo al mercado está reservado a los Miembros del mismo que, a diferencia de lo que sucede con los miembros de la Bolsa de Madrid, no tienen por que tener la condición de accionistas del mismo. Los clientes, personas físicas o jurídicas que realizan transacciones de compraventa de contratos en el mercado, acceden al mismo a través de los Miembros. Algunos Miembros del mercado, cumpliendo ciertos requisitos, pueden realizar operaciones por cuenta propia.

MEFF Renta Variable. Esta Sociedad Rectora, con sede en Madrid, es la encargada de la gestión y supervisión del mercado de opciones y futuros sobre índices de renta variable y acciones individuales. Cuenta también con su propio  sistema de liquidación y compensación de valores. Al inicio del año 1998 se contrataban los siguientes productos:

Contratos de Futuro :


Son contratos de futuro cuyo subyacente es el citado Indice Ibex-35. A partir de 1997 el contrato negociado tiene un valor que resulta de multiplicar el Indice IBEX-35 por 1.000, es decir, cada punto del IBEX equivale a 1.000 pesetas. Las cotizaciones se expresan en puntos de IBEX.

Contratos de Opción:

Son contratos de opción, de compra (call) y venta (put), cuyo subyacente es el Indice Ibex-35 que agrupa los 35 valores mas líquidos que cotizan a  través del Mercado Continuo que interconecta las cuatro bolsas españolas. Las opciones son de tipo europeo, solo puede ejercitarse en la fecha de ejercicio.

El contrato negociado tiene un valor que resulta de multiplicar el valor del Indice por 1.000 las cotizaciones se expresan en puntos de Ibex.

Opciones sobre acciones.

Son contratos de opción cuyo subyacente son 100 acciones ordinarias de las siguientes compañías: Repsol, Telefónica, Banco Bilbao Vizcaya, Endesa, Iberdrola, Argentaria, Acesa, Fecsa, Banco Santander, Sevillana y Unión Fenosa.

Estas opciones pueden ejercitarse en cualquier momento hasta la fecha de vencimiento (opciones americanas)

MEFF Renta Fija

Esta Sociedad Rectora, con sede en Barcelona, es la encargada de gestionar y supervisar el mercado de productos derivados cuyo subyacente es la renta fija o los tipos de interés. Al igual que Meff Renta Variable cuenta con su propio sistema de liquidación y compensación de operaciones.

 OPCIONES

Las opciones consisten en la aceptación por parte del comprador o del vendedor de una diferencia en contra suya en el precio, denominada prima, a  cambio de tener derecho de poder exigir a la contrapartida la liquidación de los títulos contratados a un precio conocido.

La opción de compra o CALL da derecho (que no la obligación) al comprador a adquirir un título  durante un período de tiempo a un precio determinado. Si el precio de compra es inferior que el de mercado, se ejerce el derecho de compra.

La Opción de venta o PUT da derecho (que no la obligación) a vender un título durante un período de tiempo a un precio determinado. Si el precio de venta es superior al de mercado, se ejerce el derecho de venta.

En el caso de no realizar ni el call ni  el put, se pierde la prima aportada. Interesara vender o comprar, cuando la diferencia de beneficio sea superior a la prima pagada.

FUTUROS

Los futuros financieros consisten en la cotización de unos contratos que, mediante su precio, dan un valor al activo financiero negociado en el futuro. De esta forma, las partes se comprometen a comprar o vender activos financieros en una fecha futura, a un precio determinado al firmarse el acuerdo. Ha de    depositarse una garantía que puede oscilar entre el 5% y el 10%.

La diferencia básica entre las opciones y los futuros es que el primero es un derecho a comprar o vender algo durante un período de tiempo. En cambio, un contrato de futuros es un contrato de compra - venta y, por lo tanto, es de obligado cumplimiento.

WARRANTS

Los warrants dan a su poseedor el derecho, pero no la obligación, a comprar (CALL) o a vender (PUT) un número determinado de títulos emitidos por una entidad,  sobre una activo (subyacente), a un precio de ejercicio determinado (strike), en una fecha prefijada (vencimiento).

Un Call aumenta su valor al aumentar el precio del subyacente. Un Put aumenta de valor al disminuir el precio del subyacente. Sin embargo, el interés de los warrants reside en la posibilidad de comprarlos y venderlos en cualquier momento, más que en la posibilidad de ejercer el derecho de CALL o de PUT. (aunque también es factible).

Su rendimiento varia en función de la evolución del precio del activo subyacente sobre el que están emitidos. Normalmente se liquidan por diferencias, el titular del warrant tiene el derecho a:

Recibir la diferencia entre el precio a que esté el activo subyacente en el mercado (precio de     liquidación) y el precio de ejercicio para los derechos de compra.
Recibir la diferencia entre el precio de ejercicio y el precio de liquidación para los derechos de venta.
El emisor del warrant fija el precio de ejercicio y la prima que se ha de pagar por cada warrant en el momento en que se emite.
Una vez emitidos los warrants, son susceptibles de negociación en los mercados hasta su vencimiento.

La negociación de warrants se realiza con las siguientes particularidades:
 


Clases de warrants:
 

Ejercer un warrant consiste en hacer valer el derecho que este confiere. De este modo, ejercer una CALL warrant viene a ser como comprar el subyacente del warrant al precio de ejercicio estipulado. Es evidente que el ejercicio del warrant no presentará interés a no ser que el precio del subyacente sea superior al precio de ejercicio. Se puede vender directamente el título al inversor (entrega de títulos), o bien recibir directamente el beneficio de la operación (pago de diferencias o "cash settlement"). El ejercicio de una PUT warrant da el derecho a vender el subyacente al precio de ejercicio determinado.

Ventajas de las operaciones con derivados.
 


Nota Importante: Los derivados comportan un alto riesgo si no se gestionan adecuadamente, y requieren una vigilancia constante de la posición tomada. Un beneficio puede convertirse rápidamente en una pérdida.
 


 

EL ANÁLISIS TÉCNICO DE VALORES

 

Para poder ganar dinero en la Bolsa tenemos que responder a dos simples preguntas, la primera de ellas es: ¿Qué debemos  comprar?  Para contestarla debemos de recurrir al Análisis Fundamental de Valores, que nos permite analizar, y por tanto predecir, las cotizaciones futuras de un valor basada en el estudio minucioso de los estados contables de la empresa emisora, así como sus expectativas futuras de expansión y de capacidad para generar beneficios futuros.

Y, la segunda de las preguntas es: ¿Cuándo debemos comprar y vender?  Su respuesta es lo que nos permitirá maximizar la rentabilidad de nuestra inversión. Para contestarla  debemos recurrir al Análisis Técnico de Valores, que intenta predecir la tendencia futura del precio de los valores desde su vertiente histórica, teniendo en cuenta también el comportamiento de ciertas magnitudes bursátiles, como volumen de contratación, cotización de las últimas sesiones, evolución de las cotizaciones en períodos más largos, capitalización bursátil, etc.

El análisis técnico nos permite detectar cambios en la tendencia antes de que se produzcan y, con ello, anticiparnos a lo que va a suceder, nuestras previsiones pueden ser a corto, medio o largo plazo y, además, podemos hacer un estudio sistemático del mercado, rápido y fácil, gracias a la informática.

El análisis técnico se apoya en la construcción de gráficos -también llamados charts- que indican la evolución histórica de los precios de los valores, Para interpretar un chart, dicen algunos, se necesitan tener amplios conocimientos sobre el tema y muchos años de experiencia. Así mismo existen unas técnicas analíticas que pueden predecir las oscilaciones bursátiles, como puede ser el Indice de Fuerza Relativa o RSI. Cuando el RSI es menor a 30, se dice que el valor está "sobre vendido" y, por lo tanto debería de empezar a subir. Cuando el RSI está por encima de 70, se dice que el valor está "sobre comprado" con lo que se aconseja vender dicho valor ya que pronto empezará a bajar.

También suelen usarse las Medias Móviles, que son una línea que recoge el precio medio de un valor en un determinado período de tiempo y, es "móvil" porque dicha línea se va actualizando cada día, conforme se van disponiendo nuevos datos; las medias más frecuentes son las de 200, 70 y diez días y, son representaciones que eliminan las fluctuaciones bruscas que pueda tener un valor en ese período de tiempo y, por lo tanto, permiten un mejor seguimiento del valor. Los inversores suelen comprar y vender cuando el precio de la acción cruza la línea móvil (si es hacia arriba  el valor subirá y, si es hacia abajo bajará), cuando se cruzan dos líneas móviles (por ejemplo la de 200 y la de 70 días) o, cuando una media móvil cambia de dirección.

El análisis técnico debe gran parte de sus fundamentos a Charles H. Dow, fundador de la sociedad Dow Jones & Co Y editor del The Wall Street Journal quien a partir de 1884 publicó de forma fragmentaria sus teorías, con el objetivo fundamental de establecer un barómetro que midiese la actividad económica y no el análisis de la tendencia de los valores aunque, al final, ésta última fuese la que prevaleciese. A su muerte en 1902, William P. Hamilton y Robert Rhea recopilaron, sistematizaron y desarrollaron los hallazgos de Dow dando forma a lo que se ha venido a llamar Teoría de Dow, extendiendo su finalidad a al identificación de tendencias y a la predicción de la evolución del mercado de valores.

Además, Dow comprobó que cuando la actividad económica atraviesa un período de auge, las empresas industriales experimentan una expansión productiva y se incrementan sus niveles de beneficio y, con ello, aumenta el precio de sus cotizaciones, más tarde, a medida que el sector industrial avanza en su expansión, la demanda de servicios aumenta y, con ello sus beneficios, aumentando el precio de sus acciones. Con este argumento lo que se pretende es explicar el comportamiento cíclico de los distintos sectores económicos.

Dow también concluyó lo siguiente:

1) Las medias lo descuentan todo. Con ello se quiere decir que, aparte de las variables fundamentales (lo que la empresa tiene y los beneficios que obtiene y cómo evolucionarán con el paso del tiempo), también existen una serie de variables como las esperanzas, los temores, suposiciones y criterios, racionales o irracionales de miles de compradores y vendedores potenciales, así como sus recursos y sus necesidades que, a la postre, son los verdaderos motores en los cambios en el precio de las acciones. Todas estas variables son sistematizadas y, finalmente, expresados en lo que será el precio al que se coticen los valores en el mercado.
 

2) Los mercados tienen tres tendencias.
 


3) Las tendencias primarias tienen tres fases.

Una Fase de acumulación que se produce cuando los informes económicos son "peores que nunca" y donde el pesimismo reina entre todos los inversores. Es aquí cuando un grupo de inversores, bien informados y en la sobra, empiezan a acumular el papel que el resto vende a precios de ganga. En el gráfico esto se muestra con leves repuntes y aumentos en el volumen de negocio.

Más tarde aparece la Fase de expansión, que se da cuando la situación económica mejora y, por lo tanto las empresas empiezan a aumentar beneficios atrayendo a nuevos inversores que hacen que los valores aumenten de precio.

Por último aparece la Fase de agotamiento o de distribución, cuando en los mercados se vive una situación de euforia y la situación económica es optima. Aquí es donde suelen incorporarse los pequeños inversores atraidos por las continuas alzas bursátiles, sin embargo es aquí donde los "enterados" empiezan a vender y, se va produciendo una continua desaceleración de avances y los volumenes de contratación, si bien son altos, empiezan a contraerse.

Si hay una TP Bajista también se divide en tres fases, siendo la primera la anterior fase de agotamiento o de distribución de la TP alcista, pasando luego a una  "fase de pánico" en donde todos se lanzan a vender, aumentando el volumen de intermediación, pero disminuyendo el precio de las cotizaciones y,  más tarde aparece la "tercera fase" en el que se aunan los que han aguantado hasta el momento y que "ya no aguantan más" y los que han comprado en alguna de las reacciones secundarias al alza en la "fase de pánico", en tanto que, los "enterados" empiezan de nuevo a comprar.

4) Principio de confirmación,  que nos dice que para que una señal de cambio de tendencia sea válida dicha señal debe de producirse simultáneamente en el índice que agrupa a las empresas industriales y en índice que que agrupa a las empresas de servicios.

5) El volumen de contratación debe acompañar la tendencia. Así si se da una TP alcista el volumen debería expandirse a medida que avanzan los precios y contraerse durante las correcciones bajistas. Si se da una TP bajista entonces el volumen debe aumentar conforme bajen los precios y, disminuir en las recuperaciones alcistas (secundarias o terciarias).

6) Los precios se mueven en tendencias. La tendencia es la dirección o el sentido en el que se mueven los precios. Se considera que un mercado, o un valor en concreto,  seguirán una  determinada tendencia hasta que se produzca alguna circunstancia o noticia que invalide dicha tendencia.

7) La historia se repite. Se ha comprobado, desde hace más de cien años, que las figuras que por aquel entonces aparecían siguen reproduciéndose. Es decir, los comportamientos  psicológicos, lo que de verdad mueve el mercado, se repiten a lo largo del tiempo. Por lo tanto analizando el pasado, podemos predecir el futuro.

Los seguidores del análisis técnico suelen recomendarlo para todos aquellos que deseen hacer una inversión en Bolsa, pensando en el medio y el largo plazo, y con el objetivo de rentabilizar y/o asegurar sus inversiones, además, consideran el análisis técnico como una radiografía, en un momento dado,  del estado de un valor en concreto o del mercado en general, así como un complemento importante del análisis fundamental.

Por contra, sus detractores, afirman que las figuras o gráficos son casi subjetivas y, por tanto, sólo existen en la mente del operador. Es más, dicen algunos que dado que los operadores actúan siguiendo estos planteamientos, al final, las figuras terminan apareciendo, por último, muchos  se plantean si analizando el pasado podemos predecir el futuro.

Hay tres tipos de analistas técnicos:

 

 

DICCIONARIO BURSÁTIL

Acción de Disfrute. Valor que permite participar en forma limitada, cuantitativa y temporalmenteen los beneficios de la sociedad.

Acción con Prima. Acción que se emite por un valor superior al nominal.

Acción gratuita. Se dice de la acción por la que el accionista no desembolsa nada en su suscripción ya que la emisión se hace con cargo a las cuentas de reservas libres. Se le denomina también acción liberada.

Acción preferente. Es aquella que confiere un derecho especial a su titular.

Activos. Conjunto de bienes y derechos pertenecientes a una sociedad. Lo que la sociedad tiene.

A la par. Cambio o cotización equivalente al cien por cien del valor nominal del título.

Ampliación de capital. Operación por medio de la cual una empresa aumenta su capital social emitiendo nuevas acciones. Es decir, cuando la empresa necesita dinero para nuevos proyectos, emite acciones que luego vende a los inversores.

Análisis de valores. Examen y estudio pormenorizado de los factores  legales, económicos, financieros y bursátiles de los valores negociables y que condicionan una inversión bursátil.

Analista financiero.Especialista en el mercado financiero encargado de dar su diagnóstico sobrelas empresas y el valor de los títulos.

Arbitraje. Operación de compra o venta de valores negociables, con objeto de obtener un beneficio, a partir de la diferencia de cambios existente entre el precio de ese valor, y el precio de ese mismo valor en un mercado (Bolsa) extranjero.

Auditoría.Comprobación y revisión de la contabilidad de una empresa, verificando  al detalle las cuentas y conceptos aportados por la empresa, analizando los aspectos financieros, económicos, fiscales, y su  relación con terceros, así como las garantías y congruencias de los criterios aplicados y de su corrección.

At the money.Una opción se encuentra at the money cuando el precio de ejercicio coincide con el precio del activo

Barandillero.Persona situada en la barandilla del parqué bursátil, interesada en las negociaciones bursátiles de viva voz.

Bonos Basura o Junk-Bonds. Bonos con altos rendimientos y alto riesgo emitidos para sufragar la compra de empresas de poca solvencia pero con perspectiva de gran crecimiento.

Blue Chips.Valor estrella o que tiene una cotización ascendente con buenos datos fundamentales y al que se le asegura el mantenimiento de buenas posiciones en la Bolsa.

Brokers. Hacen referencia a los agentes intermediarios o Corredores de Bolsa, que compran y venden valores por cuenta de sus clientes.

Crack bursátil. Cuando la mayoría de los valores de la Bolsa sufren cuantiosas pérdidas.

Call.  Opción que da al suscriptor el derecho a comprar al emisor un activo subyacente a un precio determinado durante un  período o fecha prefijada.

Chicharro.Empresa de segunda fila que sube o baja gracias a rumores normalmente falsos. Se puede ganar o perder mucho dinero con ellos.

Day Trading u Operaciones Intradía: Hace referencia a aquellas operaciones bursátiles, de compra y venta de un determinado valor, que se realizan en una misma sesión. Este tipo de operaciones intenta rentavilizar los vaivenes que puede sufrir un determinado valor a lo largo de una jornada. Normalmente se opera sobre valores con alta volatilidad, en tiempos de marejada bursátil, o en jornadas alcistas. Según la SEC (órgano de supervisión bursátil americano), cerca de un tercio de los operadores emplea este sistema, aunque el 85% de los mismos acaba perdiendo dinero.

Para ser un Day Trader es necesario tener una alta formación bursátil, herramientas rápidas de análisis técnico, acceso barato a la información y a la ejecución de órdenes en tiempo real, con un broker seguro y confiable, así como dedicación exclusiva.

Descontar dividendo. Cuando una acción baja una cantidad similar al dividendo repartido y pagado ese día por una empresa..

Dividendo.Parte del beneficio que se reparte y paga a los socios de una empresa por cada acción que poseen.

Dow-Jones. Índice de la Bolsa de Nueva York y que recoge las principales empresas de  USA.

Holding. Empresa cuya actividad principal consiste en poseer acciones de otras empresas, pudiendo intervenir y gestionar dichas empresas, si posee acciones suficientes para ello, o simplemente contentarse con percibir los dividendos que se puedan derivar de su posesión.

Hot money o Dinero Caliente. Cuando ante una situación de inestabilidad se traslada el dinero a valores con menor riesgo o, a un valor o grupo de valores  que está muy de moda.

Ibex-35. Indice que engloba a los 35 valores más líquidos que cotizan en el mercado continuo español. Está diseñado para servir como subyacente a la contratación de productos derivados sobre índices: opciones y futuros. A partir de 1998 se han lanzado una familia de índices sectoriales, denominados IBEX UTILITIES, IBEX  FINANCIERO e IBEX INDUSTRIA Y VARIOS, para dar respuesta a la demanda de analistas y gestores del mercado.

Indice bursátil.Mide el rendimiento de los valores que lo componen, y su evolución a lo largo del tiempo.

Interés. La retribución, en tanto por cien, de los valores de renta fija.

In the money. Una opción de compra se encuentra in the money cuando el precio del activo es mayor que el de ejercicio, y de forma inversa para las opciones de venta

Nominal. Valor facial de un título o valor.

Operación Acordeón. Consiste en la reducción del capital social de la empresa, llegando incluso a cero, para así poder eliminar las pérdidas que la empresa tiene en su balance. Acto seguido se vuelve a ampliar el capital social de la empresa emitiendo acciones nuevas.

Out of the money.Una opción de compra se encuentra out of the money cuando el precio del activo es menor que el de ejercicio, siendo de forma inversa para las opciones de venta. Por lo tanto, cuando una opción se encuentra out of the money todo su valor es temporal, es decir, lo que cuesta en ese momento.

Papel. Cuando hay a la venta más títulos de los que el mercado es capaz de absorber.

Pasivo. Conjunto de débitos y gravámenes de una empresa. Lo que la empresa tiene que pagar a proveedores, bancos, Seguridad Social, etc.

Plusvalía.Es el beneficio obtenido en una transacción económica.

Put. Opción que da al suscriptor el derecho a vender al emisor un activo subyacente a un precio determinado durante un periodo o fecha prefijada

Ratings. Son clasificaciones que permiten evaluar la solvencia (capacidad de un emisor para pagar los intereses y devolver lo invertido al vencimiento) de un emisor de deuda, público o privado. Los más utilizados son los de las agencias Moody's y Standard & Poor's, instituciones internacionales especializadas. Las dos utilizan letras para clasificar a los emisores. Los ratings «aceptables» utilizados  por Moody's y por orden decreciente son:  Aaa, Aa1, Aa2, Aa3, A1, A2, A3 y, los utilizados por Standard & Poor's son: AAA, AA+, AA, AA-, A+, A, A-.

Split. Consiste en ampliar el número de acciones sin ampliar el capital social. Así una acción de 10 Euros,  por ejemplo,  se convierte en cinco acciones de 2 Euros, ó 10 de 1 Euro. El split se realiza básicamente por dos razones. La primera para hacer más atractivo un valor. Al inversor le gusta más comprar 5 títulos de 25 Euros y no uno de 125 Euros. Además así le parece que el valor "esta barato". En USA se dice que cuando en el mercado proliferan los Splits, la Bolsa está próxima a su máximo.

Stop de bajada.Orden que se da a nuestro intermediario financiero. Queremos indicar que, si las acciones bajan hasta un determinado valor, éstas sean vendidas automáticamente. La orden contraria Stop de subida indica que si las acciones suben hasta cierto valor se vendan automáticamente.

Tiburón o Raider. Inversor que compra gran cantidad de acciones de una empresa, ya sea para hacerse con el control de la misma, o para especular con una rápida subida de los títulos obteniendo, así, una fuerte plusvalía.

Tocar fondo. Cuando se presume que la Bolsa o un valor no bajarán más. El efecto opuesto se denomina Tocar techo.

Top-100 o Euro-Top 100. Índice que engloba a las 100 principales empresas cotizadas de la Unión Europea.

Valor Intrínseco. Es el valor que se otorga a cada acción cuando se calcula el valor de una empresa tomando como indicadores su actividad económica, su evolución, expectativas, crecimiento, etc.. y teniendo en cuenta el contexto sectorial y macroeconómico en que se encuentra.

Volatilidad.La fluctuación que sufre un valor en su cotización en un determinado período de tiempo, normalmente un día.

Volumen. Número de títulos que se negocian en cada sesión

Yield. Término que designa la rentabilidad o el beneficio que otorgan los títulos en las operaciones bursátiles internacionales.

PARA SABER MÁS
Lars Tvede, Psicología del Mercado Bursátil, Editorial Deusto, 1995.

Oriol Amat, La Bolsa: funcionamiento y técnicas para invertir, Editorial Deusto, 1993.

Rafael de Andrade, Análisis Técnico del Mercado de Valores, Varias editoriales,  ISBN: 84-8030-049-3

Brian J. Millard, Técnicas de gráficos para rentabilizar las inversiones en bolsa, Editorial Díaz de Santos, 1995.

La Bolsa de Madrid

Comisión Nacional del Mercado de Valores (España) http://www.cnmv.es

MEFF Holding MEFF es el mercado oficial español de futuros y opciones.

Bolsas y Mercados Españoles (BME) Integra las diferentes empresas que dirigen y gestionan los mercados de valores y sistemas financieros en España.

(c) Luis Ordóñez Gonçalves

Más cosas del mismo Autor...

Enviar / ver

Comentarios


Rianxo, abril de 2005.

PRIMERA PARTE, Publicada por primera vez en la revistas CasiNada, en marzo de 1998.

SEGUNDA PARTE, Publicada por primera vez en la revista CasiNada, en noviembre de 1998.

Ubicacion Original de este Artículo.: http://www.xlugh.com/bolsa.php